27 de Febrero del 2018

UN BUEN EQUIPO LEGAL, EL MEJOR ALIADO DE UN EMPRENDEDOR

Un emprendimiento sólido debe contar con varios factores para poder llamar la atención de potenciales inversionistas o clientes. De estos factores, los emprendedores generalmente se enfocan en los más evidentes: una atractiva propuesta de valor, un modelo de negocio bien establecido y un plan de negocios en el que se pueda visualizar distintos factores (como el ritmo de retorno de inversión, punto de equilibrio, proyecciones de flujo de caja, etc). Sin embargo, un aspecto muy importante que a menudo es pasado por alto por muchos emprendedores, es precisamente, el tema legal.


Muchos emprendedores, incluso tras años de moldear una idea y formarla en un verdadero modelo de negocio, consideran los aspectos legales como algo secundario. Y, es que, tras todos los costos que representa un emprendimiento, sumarle los costos del aspecto legal puede resultar desmotivante en la mente del emprendedor. Es por eso que existe una concepción muy común, que se puede resumir en la siguiente frase: “me encargaré de los aspectos legales ya cuando el negocio esté en marcha”. Sin embargo, de lo que no se dan cuenta los emprendedores que tienen esta mentalidad, es del riesgo en el que ponen su negocio al no encargarse de estos aspectos de tanta importancia.


En primer lugar, es imprescindible destacar la importancia del aspecto legal para potenciales inversionistas, socios o clientes. Si el negocio requiere de una o varias rondas de capital, uno de los aspectos sobre los que los inversionistas querrán tener certeza, es precisamente que el negocio está debidamente inscrito conforme a la ley, con los respectivos libros habilitados, en el régimen que corresponde y que además, cuente con un buen respaldo jurídico en caso de que exista algún problema con la ley. Esto también es importante para personas que busquen asociarse en el negocio, así como posibles clientes. ¿Quién querría que su proveedor no cumpla con los requisitos establecidos por la ley, y sufrir la posibilidad de que en cualquier momento tengan que detener sus actividades parcial o totalmente por problemas de esta índole?


Muchos negocios, además de estar debidamente conformados e inscritos de manera correcta, requieren de cumplir con otros requisitos. Una empresa de construcción, por ejemplo, tiene que haber adquirido las respectivas licencias antes de poder construir. ¿Conoce el emprendedor las regulaciones que existen acerca de la actividad económica sobre la que gira su negocio? Es imprescindible contar con un equipo de expertos que conozcan las regulaciones existentes en el ordenamiento jurídico acerca de dicha actividad económica. De esta manera, el emprendedor no tendrá que preocuparse de no cumplir con las debidas autorizaciones, licencias, o requisitos específicos que la ley determina.


Otro de los temas para los que es importante contar con un equipo legal capaz, es el manejo de planilla. De esta manera, el emprendedor puede asegurarse que no tendrá problemas con sus empleados, puesto que estos se encuentran debidamente registrados y se les está pagando lo que corresponde según la ley.


Uno de los aspectos más importantes y preocupantes en un emprendimiento son los impuestos. El mal manejo de este aspecto en un negocio puede llegar a tener condiciones altamente perjudiciales para el mismo. El respaldo de un buen equipo legal puede ahorrarle mucho tiempo y capital al negocio, tanto en penas posibles por las que puede ser sancionado por el mal manejo de este tema, así como porque este equipo de especialistas conoce las maneras para que el negocio no pague impuestos de más, así como las posibles ventajas accesibles a ciertas actividades económicas que permite el ordenamiento respectivo, de las que podría estar gozando el negocio de manera lícita.


Un tema de gran interés para los emprendedores es proteger las marcas, logos y slogans de sus negocios, así como posibles inventos que han tenido. Además de esto, el registro de su marca en otros países puede ser crucial para un negocio que busque expansión. A menudo sucede que un negocio quiere expandir sus actividades a otro país, y se encuentra con que su marca ya ha sido registrada. Para evitar este tipo de problemas, es importante que el equipo legal que respalda el emprendimiento cuente con gran conocimiento acerca del tema de propiedad intelectual, así como el respaldo suficiente para proteger la marca de la empresa y otros posibles productos patentables en otros países para el momento en que se desee expandir.


Justamente hablando de la expansión, contar con un equipo legal que tenga la capacidad de proveer ese mismo respaldo, con todas las ventajas anteriormente mencionadas, a otros países, facilitará enormemente el crecimiento del negocio a otros países.


En conclusión, contar con un buen equipo legal puede parecer costoso al inicio de un emprendimiento, sin embargo, no hay que verlo como un gasto sino como una inversión que atraerá inversionistas, socios o clientes, y facilitará el funcionamiento y crecimiento del negocio en su respectivo tiempo. Es una inversión, que a diferencia de otras, puede traer frutos inmediatos. Es una inversión, que por lo tanto, vale la pena.


Mario Andres Skinner- Klée


LatamLex - Guatemala








©2014 TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS POR LATAMLEX

POLÍTICAS & RESTRICCIONES